Las 7 claves para ser feliz


Todos en esta vida tenemos algo en común: buscamos la felicidad; pues es un sentimiento al cual deseamos llegar al cumplir alguno de nuestros objetivos. La satisfacción de haber logrado algo nos llena de alegría y, por lo tanto, placer, un placer emocional que nos pone en un estado en el cual nos sentimos realizados.

Pero, ¿la realización de todos nuestros deseos nos hace felices? Hasta cierto punto sí, pero en algún momento esa felicidad se va desvaneciendo y otros deseos se van generando, por lo que buscamos obtener un mayor beneficio al cumplir nuestro siguiente objetivo.

Por ejemplo, deseamos comprar un nuevo celular, por lo que trabajamos duro, incluso tiempo extra, ahorramos lo suficiente y logramos adquirir el equipo, esto nos llena de felicidad y satisfacción; meses después lanzan al mercado el nuevo modelo del celular que compramos, por lo que la satisfacción que obtuvimos previamente se va desvaneciendo y nuestro objetivo se transforma ahora en obtener este nuevo equipo, ¿te suena familiar?

Por otro lado, hay algunos deseos que al satisfacerlos nos provocan un sentimiento momentáneo de alegría, pero a largo, o corto plazo, nos terminamos sintiendo infelices o culpables. Un claro ejemplo son los excesos.

Existen 2 tipos de felicidad: la externa y la interna. La primera la relacionamos generalmente con nuestro cuerpo, es decir, involucramos la comodidad física, el alimento, descanso y la obtención de cosas materiales. La segunda está ligada a la mente.

En algunas ocasiones podemos tener comodidad física, pero no sentirnos bien mentalmente, por ejemplo; o estar bien alimentados, descansados y tener las cosas materiales que deseamos, pero estar solos e infelices al no tener amistades. Del lado contrario, podemos ser felices internamente, tener muchas virtudes, pero contraer una enfermedad y sufrir. Estos son algunos ejemplos en los que se engloban ambas felicidades de manera negativa, lo ideal es tener las 2 pero de forma positiva, solo así llegaremos a una felicidad plena.

No existe una fórmula exacta para alcanzar esta felicidad, pero te damos aquí las claves que te ayudarán a acercarte a ella:

  1. Satisface tus necesidades básicas.
  2. Cumple tus objetivos y deseos.
  3. Date algunos lujos materiales, sin llegar al exceso.
  4. Sé fiel a ti mismo.
  5. Sigue tus principios.
  6. Destaca lo mejor de tu persona.
  7. Siéntete en paz.

De esta forma podrás combinar la felicidad externa e interna y así alcanzar una plenitud. Ponlos en práctica y cuéntanos qué cambios has visto en tu vida. ¿Estás dispuesto a ser feliz?

¿Qué tan feliz eres? ¿Lo que estás haciendo hoy en día, te llena?

Inmensity.com
Facebook